ConsejosVideovigilancia

¿Cómo elegir una cámara de seguridad?

Ada

Si has llegado hasta aquí seguramente necesitas instalar un cámara de seguridad. Pero el mercado actual está plagado de cámaras de seguridad y todas dicen ser las mejores. Pero puede ser que compres una cámara de seguridad y no sea lo que esperabas. A mi me ha sucedido. ¿Cómo puedes elegir la cámara que mejor se adapte a tu situación?

De manera breve, sencilla y clara quiero explicar cómo tomar una buena decisión.

Para hacer una buena elección tienes que tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Entender las diferentes características de una cámara (apertura de lente, potencia de IR, calidad de imagen, etc)
  2. Saber lo que buscas
  3. Comparar las que se ajustan a lo que necesitas
  4. Y si tienes dudas preguntar a un experto

Si buscas de lo mejor en cámaras de vigilancia seguro que te interesa la entrada del blog: ¿Cuáles son las mejores cámaras de videovigilancia?

¿Necesitas ayuda para instalar correctamente una cámara? Échale un ojo a nuestra guía.

Entendiendo las características principales

Cuando buscas la palabra cámara de seguridad en google te saldrán miles de opciones, cada una con unas especificaciones diferentes. Pero solo unas pocas son las que realmente se ajustarán a lo que necesitas. Comprender todos esos términos puede ser aveces algo complicado, pero para eso estoy yo aquí: para poder explicártelo.

¿Qué es lo principal que debes buscar y entender?

  • Diferenciar entre los tipos de conexión
  • Reconocer la resolución de vídeo
  • Ángulo de visión de la lente
  • Potencia de la iluminación nocturna
  • Métodos de almacenamiento

Tipo de conexión

En primer lugar debes comprender que hay varios tipos de cámaras según su conexión. A esto me refiero a titulares como:

  • Cámara analógica
  • Cámara IP
  • Cámara WiFi

Cámaras analógicas

Las cámaras analógicas van referidas a las que van a un videograbador (DVR) y no tienen el protocolo de comunicación IP ni WiFi. Para el funcionamiento deben ir conectadas por cable hasta el DVR. La señal analógica solo acepta una calidad máxima de 720p, por lo que ya se han convertido en digitales si se quiere una calidad mayor. El protocolo de comunicación puede variar, pero suele ser TVI, AHD o CVI.

Entonces para poder elegir una cámara que vaya por cable hasta un DVR hay que valorar si los protocolos de comunicación son los mismos o compatibles. Es decir, si tienes un grabador con protocolo CVI deberás comprar una cámara que utilice CVI también. Muchas de las cámaras de marca “blanca” usan diferentes protocolos para poder ajustarse a la mayoría de grabadores, por lo que no tendremos mucho problema de encontrar una que se ajuste.

Cámaras IP o WiFi

Una cámara WiFi es necesariamente una cámara IP; pero una IP no tiene por qué ser una WiFi.

Cámaras IP son todas aquellas que van conectadas directamente a la red, sea por cable ethernet o por WiFi. Ojo, no necesariamente a Internet, sino que también se puede realizar la instalación por medio de una red local. Pero por lo general irán conectadas a Internet para poder verlas desde cualquier parte del mundo.

Para acceder a ellas y a su configuración normalmente se puede acceder a través de un navegador web, introduciendo la dirección IP de la misma. Otras aceptan la configuración desde una aplicación de smartphone, preparada para el usuario con conocimientos básicos.

Estas cámaras IP, sean WiFi o no, también pueden ir conectadas a un grabador DVR o NVR, ya que muchos de ellos aceptan cámaras IP en su configuración. Por ejemplo, hay videograbadores que tienen 4 canales para cámaras analógicas y 2 para cámaras IP (DVR 4+2). Para ello tener en cuenta el protocolo de comunicación: el más común pudiera ser Onvif, pero también podemos encontrar otros como FTP, NAS, NFS o RTSP. En cualquiera de los casos, la videocámara y el videograbador deben de ser compatibles.

Resolución de vídeo

Lo segundo que nos saldrá en casi todos los anuncios será la calidad de imagen. Cabe destacar que pueden venir expresados de diferentes maneras, pero en muchos casos es lo mismo. Para cámaras IP se empezó usando las expresiones y resoluciones en megabites, ya que las analógicas funcionan con líneas. Pero al pasar las cámaras analógicas a digital podemos encontrar las mismas expresiones en las dos.

La mejor calidad actualmente es la 8K, y la peor una de… ¿450 líneas? (no se siquiera si sigue existiendo). De cualquier forma, te dejo una tabla a continuación con las resoluciones de imagen y las nomenclaturas utilizadas.

NOMENCLATURAS UTILIZADASRESOLUCIONES
QCIF176 x 120
CIF352 x 240
4CIF640 x 480
D1720 x 480
720P / 1 MP / HD1280 x 720
1.3 MP1280 x 1024
1080P / 2.0 MP / FULL HD1920 x 1080
2 MP1600 x 1200
3 MP2048 x 1536
5 MP2592 x 1944
4K / 8 MP3840 x 2160
10 MP3648 x 2752
12 MP4000 x 3000
8K / UHD / 33 MP7680 x 4320

A mayor resolución de imagen se puede hacer un zoom digital a un fotograma o vídeo sin tener una pérdida de calidad muy grande. Por ejemplo, si realizas una ampliación a una imagen fullHD tendrás suerte si ves algo con detalle. No obstante, tendrás una gran calidad si lo haces desde una cámara de 4 megapixeles.

Tabla de resoluciones de imagen
Comparación de tamaños y resolución de imágen.

Un detalle a tener en cuenta es que a mayor resolución más espacio ocupan las grabaciones, sean en un grabador o en una tarjeta SD. Por ello es importante valorar la calidad de grabación, la cantidad de tiempo, capacidad de memoria, etc. Más abajo tienes detalles sobre esto.

Ángulo de visión

En tercer lugar tienes que fijarte en algo muy importante: el ángulo de visión. ¿Que es el campo de visión? Es toda la zona a la que la lente de la cámara tiene acceso y por lo tanto reflejará en la imagen. Esto es sumamente importante. Dependiendo de lo que queramos grabar nos interesará un ángulo de visión muy amplio o más cerrado.

Ejemplos:

  1. Cámara de vigilancia en un pasillo de una fábrica, el cual mide 2 metros de ancho y 20 de largo. En este caso no interesa tener una cámara gran angular, ya que estaríamos viendo más pared de los lados que pasillo. Interesa más tener una cámara con un angular más cerrado, por ejemplo 45º.
  2. Quiero instalar una cámara de seguridad en el jardín de mi chalet, que tiene grandes distancias de ancho y de largo. Como quiero cubrir lo máximo posible con un solo dispositivo tendré que elegir la que mayor ángulo tenga, 160º sería suficiente en este caso.

Para hacernos una idea de cuánto es cada graduación yo suelo usar mi propia vista y en ocasiones los brazos. El visión humana tiene un ángulo aproximado de 160º, es decir, lo que puedes ver sin mover los ojos incluyendo la periferia. Si necesitas calcular un ángulo de 90º usa los brazos: ábrelos en ángulo recto usando tu pecho como vértice.

También expresado en milímetros

Normalmente los fabricantes de cámaras de seguridad nos ayudan a elegir dando los grados de apertura en su descripción. Pero los equipos más profesionales dejarán escrito una numeración que corresponde con la profundidad de campo y el grado de apertura de la lente. Esta característica viene expresada en milímetros, y a menor la distancia mayor es el campo de visión. Las más bajas probablemente sean las de 1,4mm que corresponden a 180º, 1,8mm son 140º, 2.8mm son 108º y 3.6mm son 90º.

Cámara YI 360º. https://amzn.to/3cdw50M

Ejemplo de cámara 3,6mm, 95º, pero ojo con el título, no son 360º de lente. Solo si usas el motor de la cámaras puedes llegar a ver todo, pero no a la vez.

Cámara ojo de pez

Ejemplo de 1.4mm, 180º,cámara ojo de pez, para visión total. Instalando estas cámaras en techo se consigue una visión total de 360º o una panorámica.

Visión nocturna

Otro de los grandes detalles importantes de las cámaras de vigilancia es la capacidad de la que disponen para poder ver en la oscuridad. En este punto, por lo general, no tendrás ningún tipo de problema. En primer lugar lee en la descripción si la cámara tiene visión nocturna o no. En caso de disponer visión nocturna hay que fijarse a cuántos metros llega esta visión.

Foco infrarrojos IP65
Foco infrarrojo, se puede adquirir en amazon

Las cámaras con visión nocturna tienen unos LED infrarrojos, de mayor o menor potencia, que ilumina la oscuridad. Nuestro ojo no lo puede ver, pero la lente de la cámara sí. Por tanto, a mayor potencia más distancia.

Una buena manera de calcular la potencia infrarroja que necesitas en tu nueva cámara es medir los metros aproximados que quieres iluminar, y busca esa distancia en la descripción de la cámara.

Si la zona a cubrir es muy amplia lo que suele suceder es que solamente se ilumina con los infrarrojos una pequeña porción circular en el centro de la imagen. Esto suele pasar en zonas muy oscuras y espaciosas, como por ejemplo jardines o interiores de naves. Para solucionarlo te recomiendo instalar focos infrarrojos adicionales, como el que está en la imagen.

Almacenamiento

Es indispensable pensar en lo siguiente: ¿dónde se van a guardar todas las grabaciones? ¿Por cuánto tiempo las quiero almacenar? Pues bien, si no me equivoco hay tres opciones principales, con sus ventajas e inconvenientes:

  • Almacenamiento de vídeo en videograbador DVR o NVR.
  • Guardar el vídeo de la Cámara IP en una microSD.
  • Utilizar el almacenamiento en la nube.

Si te parece vemos juntos de manera rápida pros y contras de cada una de ellas, y cómo calcular el almacenamiento que hace falta

Almacenar el vídeo en un videograbador

Si has elegido una cámara analógica o ip que vaya conectada a un DVR es una buena opción. Almacenar el vídeo en un dispositivo como este tiene una serie de ventajas:

  • Permite grabar mayor cantidad de tiempo, pero ten en cuenta el máximo de 30 días permitido por ley en España.
  • Puedes acceder a las grabaciones de manera remota y local, y descargarlas en una memoria portátil sin complicaciones.
  • El acceso para la visualización de las imágenes en remoto lleva un proceso de compresión que permite ocupar menos ancho de banda tanto de subida como de bajada.

El cálculo que se puede hacer es el siguiente: 1Tb de disco duro para 4 cámaras a 2MP da para almacenar 20 días aproximadamente. Puede variar mucho, dependiendo de la compresión de vídeo del grabador y la cantidad de movimiento que reciban las cámaras de vigilancia. Así que siempre es mejor ir por encima para no pillarse los dedos.

No obstante, casi todos los grabadores modernos permiten instalar dos HDD en su interior, así que si quieres hacer una ampliación, podrás.

Grabar el vídeo de la cámara IP en una tarjeta SD

Si optas por esta opción debes tener varios factores en cuenta: el tamaño de la memoria de la microSD y cantidad de tiempo de grabación. Muchas cámaras IP tienen un máximo de memoria admitido, pongamos 128GB. Dependiendo de la ubicación de la cámara, calidad, etc. Puede que lleguemos al límite de esa capacidad en relativamente poco tiempo. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es configurarlo de la manera que puedas ahorrar la mayor cantidad de memoria posible.

El ahorro de memoria en la tarjeta SD es imprescindible. Y en el momento de querer acceder a un momento concreto te ayudará mucho. Si la cámara está programada para grabar de manera manual o por tiempo evitarás que la cámara almacene momentos innecesarios. Por ejemplo: si la cámara va a ir instalada en una tienda puedes poner que grabe solo por detección de movimiento o por tiempo (de 09:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00). De esta manera estarás ahorrando unos cuantos gigabytes cada día.

Grabaciones de imágenes en la Nube

Tras el aumento constante de la calidad de las cámaras de vigilancia ha aumentado la demanda del almacenamiento en la nube. No es lo mismo tener un disco duro de 2TB a necesitar uno de 500TB. Para estas necesidades existe el almacenamiento en la nube, que proveedores de servicios como Dahua o Hikvision ofrecen, entre otros muchos.

El funcionamiento es el mismo que si intentas acceder a un videograbador en remoto, pero sin tenerlo físicamente. Si hay que poner una pega sería el costo de este servicio, ya que es de pago. Pero a cambio te despreocupas totalmente del mantenimiento, seguridad y almacenamiento.

Quizá otras tengan su propia nube y no se puedan usar las de otros, como suele pasar con pequeños fabricantes. A continuación os dejo algunos ejemplos.

Grabación en la nube de Wansview

La cámara Wansview es una cámara WiFi que permite grabación en tarjeta SD o en la nube, pero solo en la suya propia, desde 7$ al mes.

Cámara YI con grabación en la nube.

La cámara YI 360 tiene su propio almacenamiento en la nube con un mes gratis.

Otras especificaciones también relevantes

Las características principales son las mencionadas arriba, y normalmente teniendo en cuenta esos aspectos podrás elegir una cámara de seguridad que se ajuste a lo que necesitas en cada momento. Pero para asegurarse pudiera ser apropiado mirar otros pequeños detalles:

  • Conexión WiFi a 2.4GHz o a 5GHz (normalmente son a la 2.4G)
  • Micrófono para escuchar lo que sucede
  • Altavoz para poder hablar desde el teléfono
  • Cámara motorizada
  • Seguimiento inteligente de personas
  • Batería integrada y duración de la misma
  • Montaje en pared, techo o sobre estante
  • Posibilidad de utilizar con Google Assistant o Alexa
  • Aplicación para Android, iOS, PC o Mac

Todo esto son detalles adicionales que pueden ser imprescindibles o no, dependiendo de lo que puedas necesitar o para qué lo quieras.


Espero que te haya gustado y te haya sido útil.

[mc4wp_form id=”267″]

Y pronto un regalo sorpresa sólo para los suscriptores…

Publicaciones relacionadas

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba